Recordando a Raúl Calviño

Compartí Cultura

Se destacó como locutor y disc jockey

Raúl Calviño, locutor y conductor tan versátil como capacitado, que vivió sus mejores momentos en la radiofonía.

Como Hugo Guerrero Marthineitz, Miguel Angel Merellano o Jorge Beillard, Calviño se ganó un lugar en la radio gracias a sus conocimientos para seleccionar el material discográfico de los programas en los que participaba. Además de su condición de disc jockey (era dueño de una extraordinaria discoteca y su especialidad eran las grabaciones de la década del 40), Calviño se valió de una voz cristalina, una dicción perfecta y el tono siempre cordial de sus comentarios o presentaciones para acumular rápidamente prestigio como locutor, tarea que inició muy joven.


Había comenzado en los 50 como relator de teleteatros. Tenía un estilo elegante y claro, erudito y sin estridencias y formó parte de una constelación de animadores de programas radiales que en los 60 y 70 buscaban un estilo informal de comunicación con sus oyentes, aunque serio y autoexigente en materia de información y selección musical. “Me gusta la radio a medio tono, prolija, calma”, definió.

En los años 70 alcanzó la cima de su reconocimiento profesional. Fue conductor de un muy popular programa bailable sabatino por Radio El Mundo, animador de innumerables bailes de carnaval en clubes porteños y participante del exitoso ciclo televisivo “Matinée”.

Calviño era dueño de una extraordinaria discoteca y su memoria albergaba infinidad de datos de grabaciones e intérpretes de todos los géneros, desde George Gershwin hasta Los Beatles, pasando por Aníbal Troilo, Ariel Ramírez, el rock nacional y Astor Piazzolla.


En 1971, recibió un Martín Fierro por su programa El país en maxicassette, de 225 minutos diarios de emisión.

A partir de 1982 comenzó una segunda etapa de su carrera, en Mar del Plata, donde se radicó definitivamente. Allí mantuvo la vigencia de su estilo tranquilo y elegante en las emisoras locales (en Atlántica llegó a ser director artístico, y en Radio Mar del Plata condujo ciclos musicales y radioteatros) o presentando durante cada verano espectáculos en los que la nostalgia era protagonista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *